Archivo de la categoría: familia

Por siempre serás

Estándar

amorDespués de varias semanas sin verse, Jacky salto a sus brazos, fue entonces que  Alejandro se dio cuenta, aunque muchas veces se negó a hacerlo, que sus pies quedaban a pocos centímetros del suelo, ya no colgaban como antes hasta sus rodillas, su niña seguía siendo su niña, y a unas cuantas horas de cumplir doce años, aun conservaba la misma mirada dulce, pura, la misma sonrisa franca, radiante, sus cabellos seguían oliendo a fresas, sin duda era su niña a quien abrazaba, la misma que recibió en sus brazos envuelta en una frazada, con la cara regordeta y roja, entregada por la enfermera a escasos segundos de haber nacido;  preguntadose si había sido su imaginación o era real que en esos primeros instantes de conocerse, había clavado sus ojos en el, dibujando en su rostro una mueca parecida a una sonrisa haciéndola lucir más hermosa.

Padre e hija, en un abrazo, dejando el tiempo correr, nadie se atrevía a interrumpir ese momento, las lágrimas corrían, por un momento de reproche y culpa, en otro de nostalgia e inmensa alegría por el reencuentro:

“Hija… como explicarte que desde el momento en que sentí, latiendo tu pequeño corazón junto al mío esa primera noche que llegaste a casa, cuando tu llanto no se calmaba hasta que te acerque a mi pecho y te quedaste dormida, desde ese instante mi vida quedó ligada a la tuya, que no pasa ni un solo día en que no piense en ti, ni un solo día pasa en que no anhele verme reflejado en tus ojos, que traer a mi mente tu preciosa voz diciéndome  –¡Papá!  ¡Papá! ¡Corre no te detengas!- Como cuando me hacías correr detrás de ti en el parque,  me alegra e ilumina hasta el día más oscuro animándome siempre a continuar

Que la decisión más difícil en toda mi vida, no fue separarme de ella, si no la de alejarme de ti, de la que ahora es tu casa, amor 2que verme excluido de tu vida, fue lo más doloroso, fue permitir me arrancaran de ti, a fuerza de lágrimas tuyas y mías. Y al cabo de  unos meses aquí estamos mi preciosa niña, en un profundo abrazo que le grita al mundo que nada, ni nadie nos podrá quitar el amor que nos tenemos, ninguno de los dos tiene intención de terminar este abrazo y esa melodía infantil que solías poner al llegar de la escuela se escucha solo para ti y para mi, al instante tus pies descansan sobre los míos, y comenzamos a bailar, una lágrima se escapa, y mi corazón se conmueve al ver en tus ojos lagrimas también.

Mañana es tu cumpleaños y no se si te veré, tomo tu rostro entre mis manos y con ternura contemplo que poco a poco deja de ser infantil, los minutos son breves y me tengo que ir. Como explicarte hermosa de mi corazón, que no fue tu culpa, que son cosas de adultos,  que con el tiempo entenderás, y que nada cambiara el cariño que siento por ti, que siempre, siempre seras mi  hija y estare aquí para ti…

______________________________________________________________________________________________

Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿Cuanto más vuestro Padre que esta en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? Mat 7:11

solo texto

solo texto

Anuncios

El anhelo de un corazón

Estándar

Y esto contaba Cristy a su joven nieta, mientras compartían el té.ensueño

-¿Pero es que fue un sueño abuela?-

Preguntaba la chica con desconcierto, la abuela algunos años atras podría haber asegurado que no era así, que todo paso en realidad en dos días, en el Rascafría, pero pasados los años, el recuerdo se sumergía en la neblina de la irrealidad, y con todo sentía a esos personajes que conocio en aquellos días como parte de ella, quiza eran sus propias experiencias, quiza las que vivió de alguien muy cercano, quiza se trataba de sus propios miedos, lecciones aprendidas, recordatorios a su propia conciencia, o la misma tomando vida, asomandose osadamente, señalando despiadadamente el interior, arrojando luz, a los rincones más oscuros, buscando el verdadero anhelo de un corazón, tomando quizá la forma de un ser angelical ¿o acaso no?

-Creo si mi memoria no me falla, he escrito todo en algun lugar… –

_____________________________________________________________________________________________

Se que es una manera muy precipitada de cerrar la serie de relatos que venía escribiendo, pero me es necesario hacerlo así.

Concluir para avanzar, cerrar ciclos para un nuevo comienzo, vamos por más.

GRACIAS A TODOS LOS QUE SE PASAN POR AQUI, POR SEGUIR AL PENDIENTE, A PESAR DEL TIEMPO, ESO NO TIENE PRECIO.

La lluvia una y otra vez

Estándar

Ya es de noche, una tormenta inesperadamente se ha desatado, los truenos retumban en las ventanas inquietando a mi hija que parecía al fin caer en sueño, dándonos tregua a su padre y a mi.

-Te vez cansada ¿Por qué no bajas y tomas un café? Anda, yo me quedo con ella-

-Aun tenemos algo pendiente por hablar tu y yo-

-Si, lo sé  te alcanzare en un momento-

Al llegar al restaurante observo a esos dos escritores que me habían adornado la tarde ¡Vaya! parecen estar muy sumergidos en una platica, ojala se le pegue un poquito a cada uno del otro y escriban algo mejor, espero que no les haya quedado nada pendiente por decirme porque ya no estoy para nadie.

Mientras endulzo mi taza de café observo como la lluvia se desliza por los ventanales, siempre que llueve no puedo evitar sentirme un  poco nostálgica, es increíble como un recuerdo se puede ligar a un suceso tan común como la lluvia, para traerlo una y otra vez, sin quererlo , sin buscarlo. Y aquí viene… el recuerdo de la lluvia cubriendome, mezclándose con mis lágrimas, sintiendo con todos mis sentidos la nueva etapa que venía a toda prisa a mi vida. El corazón ensanchado de orgullo y felicidad, el dulce sabor de llegar a donde quería con un toque amargo de concluir un ciclo, después de mucho esfuerzo y  sin sabores…fué el día que recibí mi título profesional. Ese día específicamente marcaba la conclusión de una etapa y al mismo tiempo el inicio de otra, muchos sentimientos encontrados cayeron de golpe sobre mi, como aquella lluvia en esa tarde. Recientemente leí de alguien que menciono que “Todo cambio lleva en si cierta nostalgia” y es así.

La lluvia también fue testigo de la tarde que deje la casa de mis padres, porque así tenia que ser, otro ciclo concluido, un paso más hacia adelante, lágrimas empapando un corazón decidido a continuar, pero dejando un poco en cada persona que conocí y que fueron por mucho tiempo parte de mi diario vivir, mis padres, mis hermanos, mis mejores amigos, todos en cierta manera contribuyeron en hacer lo que soy ahora, de todos ellos me lleve algo, un gesto una palabra, hasta alguna manía (como comer sándwich de mostaza con chocolate), que seguramente lo transmitire inconscientemente a mi hija, para que inevitablemente, el mismo regalo de la vida y el pago de todo, me los recuerde a ellos.

La lluvia una y otra vez me hará dar una mirada a la historia que me ha traído hasta aquí, hasta este momento.

La lluvia una y otra vez como lágrimas sobre el corazón; lágrimas de orgullo, satisfacción, felicidad, nostalgia, gratitud, anhelo.

_____________________________________________________________

Disfrutaras de una bella lectura sobre lluvia en:

http://venevasco.wordpress.com/2011/07/07/lluvia/