Archivo de la categoría: divorcio

Por siempre serás

Estándar

amorDespués de varias semanas sin verse, Jacky salto a sus brazos, fue entonces que  Alejandro se dio cuenta, aunque muchas veces se negó a hacerlo, que sus pies quedaban a pocos centímetros del suelo, ya no colgaban como antes hasta sus rodillas, su niña seguía siendo su niña, y a unas cuantas horas de cumplir doce años, aun conservaba la misma mirada dulce, pura, la misma sonrisa franca, radiante, sus cabellos seguían oliendo a fresas, sin duda era su niña a quien abrazaba, la misma que recibió en sus brazos envuelta en una frazada, con la cara regordeta y roja, entregada por la enfermera a escasos segundos de haber nacido;  preguntadose si había sido su imaginación o era real que en esos primeros instantes de conocerse, había clavado sus ojos en el, dibujando en su rostro una mueca parecida a una sonrisa haciéndola lucir más hermosa.

Padre e hija, en un abrazo, dejando el tiempo correr, nadie se atrevía a interrumpir ese momento, las lágrimas corrían, por un momento de reproche y culpa, en otro de nostalgia e inmensa alegría por el reencuentro:

“Hija… como explicarte que desde el momento en que sentí, latiendo tu pequeño corazón junto al mío esa primera noche que llegaste a casa, cuando tu llanto no se calmaba hasta que te acerque a mi pecho y te quedaste dormida, desde ese instante mi vida quedó ligada a la tuya, que no pasa ni un solo día en que no piense en ti, ni un solo día pasa en que no anhele verme reflejado en tus ojos, que traer a mi mente tu preciosa voz diciéndome  –¡Papá!  ¡Papá! ¡Corre no te detengas!- Como cuando me hacías correr detrás de ti en el parque,  me alegra e ilumina hasta el día más oscuro animándome siempre a continuar

Que la decisión más difícil en toda mi vida, no fue separarme de ella, si no la de alejarme de ti, de la que ahora es tu casa, amor 2que verme excluido de tu vida, fue lo más doloroso, fue permitir me arrancaran de ti, a fuerza de lágrimas tuyas y mías. Y al cabo de  unos meses aquí estamos mi preciosa niña, en un profundo abrazo que le grita al mundo que nada, ni nadie nos podrá quitar el amor que nos tenemos, ninguno de los dos tiene intención de terminar este abrazo y esa melodía infantil que solías poner al llegar de la escuela se escucha solo para ti y para mi, al instante tus pies descansan sobre los míos, y comenzamos a bailar, una lágrima se escapa, y mi corazón se conmueve al ver en tus ojos lagrimas también.

Mañana es tu cumpleaños y no se si te veré, tomo tu rostro entre mis manos y con ternura contemplo que poco a poco deja de ser infantil, los minutos son breves y me tengo que ir. Como explicarte hermosa de mi corazón, que no fue tu culpa, que son cosas de adultos,  que con el tiempo entenderás, y que nada cambiara el cariño que siento por ti, que siempre, siempre seras mi  hija y estare aquí para ti…

______________________________________________________________________________________________

Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿Cuanto más vuestro Padre que esta en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? Mat 7:11

solo texto

solo texto

Anuncios

Llamada de un corazón afligido.

Estándar

Generalmente no soporto estar sola, siempre busco refugio en alguien más quizá es que me da miedo encontrarme con mis propios pensamientos, con preguntas de las que temo encontrar respuesta y sé que es eso mismo lo que me ha acarreado a este hoyo. Yo misma pedí a mi amiga Cristy me dejara sola unos días, para reflexionar sobre todo esto que ha pasado; ahora me arrepiento, debí acompañarla a pasar unos días a ese hotel, despejarme me haría bien, salir de este encierro, tomar un respiro. Necesito hablar con ella, es mi mejor amiga, y ha sido una tontería alejarla de mi cuando más la necesito, la llamaré…

-Buenas noches Hotel Rascafría ¿En que puedo servirle?-

-Buenas noches, mi nombre es Isabel Stevenson ¿Sería tan amable de comunicarme con Cristy Corwell? esta en la habitación 203-

-Con gusto, ella en este momento se encuentra en el restaurant, la comunicaré enseguida-

-Si bueno-

No pude evitar soltar el llanto apenas si reconocí su voz.

-Cristy, ¡Ay! Cristy, me haces tanta falta, ha sido una tontería no acompañarte, una tontería como ha sido todo en mi vida, todo es un desastre, con montones de pedazos esparcidos por aquí y por allá, no queda nada Cristy, nada-

-No digas eso… yo…-

-No, no me digas nada, no quiero meterte en el embrollo de tener que decidir de parte de quien estaras se que también es tu amigo y que igual que a mi lo quieres… solo, me hace sentir mejor que me escuches-

-Tu eres mi mejor amiga, y todo esto por lo que pasas ese dolor que llevas, lo llevo yo también, me agobia saberte afligida-

Las palabras de Cristy incrementaron más mi llanto, como deseaba en esos momentos que ella estuviera a mi lado, necesitaba tanto de su abrazo.

-¿Que voy a hacer Cristy? Si tan solo la palabra divorcio siempre fue para mi una palabra temida, una palabra que evitaba pronunciar y que sin embargo me perseguía como un fantasma, el cual intuía que existía… pero preferí ignorarlo, yo quería con todo mi corazón que esto funcionará, y ese deseo me hizo ciega, ciega a las señales, a las luces rojas que me alertaban, hasta que todo explotó en mi cara… ¿Y ahora que? ¿Lucho? ¿Me retiro? ¿Lo intento de nuevo?… mis padres me enseñaron que el matrimonio es para siempre, y yo he creído en eso, pero… el… ya no me ama, si acaso jamás lo hizo…-

Mi voz se ahogó en un sollozo, y el llanto se volvió angustioso, estaba a punto de confesar algo que ni siquiera a ella, a mi mejor amiga le había dicho.

-Su mal carácter me hizo justificarle su maltrato…-

-¿Su maltrato? ¿De que hablas?-

-Sus palabras eran la mayoría del tiempo hirientes, cargadas de odio, de un resentimiento que nunca entendí, había días en que simplemente explotaba y…-

-¡No puedo creerlo! ¿Y como es que yo nunca me dí cuenta?- Agregó Cristy alterada por mi confesión.

-No lo notaste porque yo así lo quise, esos días en que me iba a supuestos viajes, simplemente estaba en casa recuperandome…-

Cristy, sollozaba del otro lado del teléfono,tanto que sus palabras se ahogaban, no habría querido hacerla sufrir conmigo, se que lo que le he confesado le causa un profundo dolor, pero ya no podía callarlo, necesito ayuda para reconstruir mi vida, y necesito toda la ayuda posible.

-No puedo seguir así, es algo que no me deja vivir, quisiera cerrar los ojos y olvidarlo, quisiera que todo se borrara y poder decir que jamás pasó, quiero salir de esto, solucionarlo, cualquiera que sea la solución, quiero ser feliz… Quiero por fin ser feliz, lo anhelo con todo mi corazón-

-Y yo también quiero que seas feliz, buscaremos ayuda, y saldremos adelante juntas, el primer paso ya se ha dado al reconocer lo que te ha pasado, lo siguiente es perdonar, algo que no significa, volver a permitir que te pisoteen, si no algo que te permitirá ser libre y dejar atrás el dolor… Isabel, eres una mujer hermosa, única, inigualable, valiente como pocas, has sido un regalo para mi vida y para los de otros, por favor nunca lo olvides, tu valor no esta en que una persona te ame o no, tu vida tampoco se ha terminado, tu destino y el anhelo de Dios es que tu seas feliz-

_____________________________________________________________

Recientemente encontré un blog de un chico el cual compartió algo muy importante y muy lindo, que me hizo reflexionar sobre este tema, y me ayudo a ubicarme en El. Aquí te dejo el link

http://seporquese.wordpress.com/2011/09/05/declaracion-de-amor/

Si alguien esta pasando ó pasó por algo así, debe reconocer que no esta sola, y que el primer pasó para terminar con esa pesadilla es romper el silencio.

El justo valor

Estándar

Al cabo de unos minutos, logré que Cristy se durmiera termine de arroparla, es definitivamente siempre un ángel cuando duerme, pero muchas veces un torbellino cuando no lo esta.

Me dispuse a bajar, la lluvia se calmaba convirtiéndose poco a poco en apenas una brizna, las nubes dejaban relucir una hermosa luna  traviesa  que se asomaba y se  ocultaba tras de alguna nube, abrí brevemente la ventana del balcón para percibir ese aire fresco y limpio que deja detrás de si la lluvia, con gusto me quedaría aquí disfrutando de la noche, pero tengo una charla pendiente.

Al entrar al restaurante, descubrí inmediatamente una mano que me indicaba desde una mesa que me acercará.

-¿Se ha tardado en quedarse dormida?-

-Bueno ya vez- le conteste al tiempo que tomaba asiento, un mesero se acercó y sirvió el café.

-¿Y este no es el mismo que estaba en la recepción?-pregunte un poco confundido.

-Si el mismo, pues dice que hoy, no hay mucho personal laborando en el hotel, que le vamos a hacer, al menos es amable eso nadie se lo quita-

-¿Y que es eso que tanto te urge hablar?-

-Bueno como ya sabes Pablo e Isabel se están divorciando-

-Si es una pena después de tantos años-

-Tantos años, eso es lo que más rabia me da…-

Noté que aquel tema verdaderamente, la afectaba, conocíamos de muchos años atrás a Pablo e Isabel eramos casi como hermanos, y no podíamos evitar que el proceso por el que ahora pasaban nos doliera en mucho también a nosotros. Las lágrimas empezaban a cubrir su rostro, sentimientos contenidos empezaban a aflorar.

-Debes saber que yo los quiero a los dos, pero estoy mas de el lado de Isabel, y que me disculpe quien me tenga que disculpar, pero a Pablo… es que lo que el hizo no tiene nombre-

-Escucha, no es que yo este a favor de Pablo pero… a veces las cosas pasan así, no conocemos sus circunstancias, ni su diario vivir, que sabemos tu y yo de lo que llevó a Pablo a conocer a otra persona…-

En ese momento Cristina me miró con furia en sus ojos, como si el haber optado por estar de lado de Pablo fuera un grave error, tal vez  imaginaba que el tratar de justificarlo era quizá justificarme a mi mismo de algo similar en el futuro.

-No es el hecho de que conociera a otra persona,  hay algo más grande que la traición, todo hubiera sido por decirlo de alguna manera “mejor” si Pablo hubiese sido sincero, si no hubiese tenido a Isabel  engañada, si ya no lo quería ¿Por que no se lo dijo? ¿Por que permitió que su vida se fuera en el? ¿Por qué se negó y le negó a ella la posibilidad de arreglar las cosas? Isabel estaba enamorada de el-

-En algo tienes razón, fueron muchos años de engaño, toda una vida en realidad-

Cristina trataba de contenerse, levantaba la vista hacia el techo buscando un punto imaginario inútilmente, no eran necesario decir lo que sentía, pues a simple vista se notaba en un choque de sentimientos, de dolor, impotencia, rabia, tristeza.

-El daño esta hecho y no hay vuelta atrás, a nosotros solo nos queda estar a su    lado, pues al fin y al cabo el asunto es entre ellos-

-A lo que voy es que todo esto me hace revalorar mis propias relaciones, si las estoy dando por sentado o realmente les doy su justo valor, ó acaso estoy permitiendo que la desidia se instalé entre ellas y yo-

-Cristy, creo que debemos reconocer el valor de cada uno, que es único, especial e irrepetible, es cierto, pero el amor no solo es poético- romantico, va más alla de sentarnos y extender las manos para recibir del otro la felicidad, de la que en primer lugar, somos responsables cada uno… podría decir tantas cosas, pero sería muy tonto y ridículo tratar de enumerar en una lista  los motivos que pueden llevar a una ruptura así para terminar diciendo “A mi no me pasará”-

– Tienes razón lo más sabio, es mirar donde esta tu pie, y cuidar que este no resbale-

El mesero, camarero, recepcionista se acercó a nosotros en ese momento

-Disculpe, tiene una llamada-

Mencionó dirigiéndose a Cristy.